sábado, 31 de diciembre de 2011

A veces pasa que no sabes ni quien eres...

Y es que tienes razón, no sé quién soy, no sé que es de mí, no sé por qué hago lo que hago. No sé porque actúo sin pensar en las consecuencias que traerán consigo mis acciones.

A veces me pregunto porque soy así. No es que no me guste, pero no me entiendo. Cambio de opinión cada dos por tres, me dejo influenciar mucho por la gente, me preocupa demasiado lo que dicen de mí, soy bipolar.

Me gustaría poder cambiar un poco, poder decirle a esa persona que le quiero sin tener miedo a que se ría de mí. Me gustaría saber apreciar lo que tengo antes de perderlo. Me gustaría ser yo misma con todos y no tener que fingir. Me gustaría poder decir las cosas claras sin tener vergüenza. Me gustaría poder hacer lo que quiero sin estar pendiente de los demás. Me gustaría saber en quién puedo confiar. Me gustaría estar a gusto con todos. Me gustaría tener amigos de verdad. Me gustaría no sufrir tanto por cosas que no tienen mucha importancia. Me gustaría saber lo que hago mal para poder remediarlo y hacer lo correcto para todos. Me gustaría no hacer daño a nadie. Me gustaría ser más simpática. Me gustaría saber hacer muchas cosas e impresionar a la gente por como soy y no por lo que parezco o por lo que tengo. Me gustaría que no hubiera prejuicios ni malas intenciones. Me gustaría que la gente no hablara tanto de los demás y se miraran primero a sí mismos antes de juzgar precipitadamente. Me gustaría cumplir lo que digo. Me gustaría aplicarme mis propios cuentos. Me gustaría poder tener a alguien que me ayudara a superar las cosas y que me hiciera la vida más fácil y amena, que me cuidara y que siempre pudiera contar con esa persona, que me obligara a levantarme cuando ya no puedo más, cuando todo es demasiado dura para aguantarlo, que me viniera con una sonrisa y me convenciera de que la vida está para disfrutarla y estuviera a mi lado.



No entiendo lo que hago, soy rara, pero esa es mi personalidad. Tengo que cambiar la manera de ver las cosas, porque es la única manera de poder cambiar. Puede que no a todos les guste cómo soy o como me comporto. Pero habrá alguien que me quiera tal como soy, sin disfraces, y me aprecie y no quiera que cambie. Espero encontrar a ese alguien pronto y descubrirlo y no dejar pasar la oportunidad. Espero no estar ciega y saber qué hacer ante tal descubrimiento, porque es difícil encontrar a una persona que sepa cuáles son tus defectos y aún así te quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario