lunes, 19 de diciembre de 2011

Debemos preguntárnoslo

¿Cuántas veces hemos deseado borrar un día, un instante, un momento, hasta un año de nuestras vidas a borrar todo y vaciar nuestra memoria? ¿Cuántas veces no queremos volver a ser niños pequeños de patio de escuela, que nos peleábamos por aquella pelota roja medio deshinchada? Vivir todo de nuevo, recuperar lo que se fue o dejar que el tiempo ponga las cosas en su sitio. Algunos simplemente no esperan nada del tiempo. No importa volver o avanzar, simplemente renuncian a que el tiempo continúe su paso y se van con lágrimas y un adiós. Si quisiéramos en algún momento perder completamente la memoria y cumplir, por ejemplo la frase "comenzar de nuevo" ¿cuántas cosas no perderíamos? Serían como aquellas cosas que se extravían accidentalmente en una mudanza y luego se echan de menos. Perderíamos el calor del primer beso y la sensación de aquella mañana que fue perfecta. La nostalgia por amores pasados ​​y la inocencia con la que nos entregamos a lo desconocido esa primera vez. Quedarían atrás los amigos que iban a ser eternos, las cartas que nos hicieron llorar, la primera o última vez que vimos a un gran amor, los abrazos más cálidos, el día que pensamos que se iba a caer el mundo, el dolor más bueno, la sonrisa más feliz, el sentimiento.
En realidad ¿empezamos una vida nueva o matamos otra llena de recuerdos? Dejamos una vida y un presente que nos da infinitas oportunidades para soñar con un futuro perfecto que no existe o un pedazo de cielo dónde no sabemos que nos espera.

Y yo me pregunto, ¿vale realmente la pena perder la memoria?

4 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, en sincero.
    Un besito
    Destripadora de cuentos de Prada.
    PD: Tienes una seguidora mas

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón. Pero yo pienso que no hay que arrepentirse de nada ni borrarse la memoria ni nada, porque si has echo algo es porque has querido y es un recuerdo más para el cajón de tu vida. Hay gente que no quiere perder la memoria y la pierde, como las personas con alzheimer y eso sí que es triste...

    Me hago seguidora tuya y te dejo mis blogs: http://alguienserieahifuera.blogspot.com
    http://mishuellaselvientolasborro.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Ya, a mi no me gustaría, todo son recuerdos o anécdotas para los hijos y nietos, son historias de la vida que no cambiaría por nada. Y aunque tengas problemas, no debes desear perder la memoria, todo tiene solución.
    Muchas gracias :) Ahora me paso por los tuyos ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar