lunes, 28 de noviembre de 2011

Orgullosa de ser cómo soy

Sí, sé que no me gusta mucho salir, y que prefiero pasarme los días de tormenta en mi casa tumbada en el sofá, también reconozco que me da mucha pereza arreglarme para salir, que siempre llevo el mismo peinado.
Sé que soy muy cabezota, y que la simpatía no es mi punto fuerte, sé que no soy cariñosa, y que mis miradas parecen querer matar a la gente, reconozco que lloro por cualquier cosa, y que se me da mejor explicarme por textos que hablando.
Sé que he fallado a las personas que me importan, y le he dado mi cariño a quien no se lo merecía.

También es cierto que me encanta el chocolate, pero soy incapaz de comerme un helado de ese sabor.

Sé que soy muy cursi, y que me apasionan los peluches, que me encantan las pulseras y mejor si son de alguien especial, y que las gafas de sol solo me las pongo para sujetarme el pelo.

La verdad es que me estreso con facilidad, y que suelo chillar, aunque a la hora de leer en público hablo flojito, sé que me gusta llevar escotes, pero odio que me miren.

Que no entiendo las ironías, y que soy algo lentita para pillar las cosas, aunque también es cierto que me toman por tonta, pero que no lo soy, que sé más de lo que la gente se piensa; me cuesta entender las indirectas cuando las pillo, que eso es bastante difícil para mí.

Aunque no soy rencorosa, y perdono con facilidad, pero a mí me cuesta ganarme el perdón de los demás, que prefiero dar a recibir, en todos los aspectos, que hoy por hoy no me importa lo que piensen de mi, y que soy así.
Tal vez no soy perfecta, pero nunca he pretendido serlo.

Sí, puede que no sea la persona más fuerte, ni la más valiente o la más decidida. Puede que me equivoque muchas veces, demasiadas quizás...
Puede que me dé cuenta de lo que quiero cuando ya no lo tengo, que mi lista de caprichos sea larguísima, que mis paranoias aumenten día sí y día también.
Puede que complique lo fácil, que facilite lo difícil, y también puede que tropiece cien mil veces con la misma piedra, pero ten por seguro que siempre me voy a levantar. Siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario