martes, 22 de noviembre de 2011

Cuando nos volvimos a ver...


Cuando te volví a ver sentí el dolor dentro de mí.

Me acordé del mal que te hice, el dolor que te causé.

No nos hablábamos, me moría de rabia por lo que te hice, tú eres demasiado buena persona para mí. Aquel beso que nos dimos... es posible que para ti no significara nada, pero para mí lo significó todo, sentí que tú eres esa persona que todo el mundo espera y que cuando la encuentras sabes que será para siempre tu persona especial. Que no debes dejar escapar, y yo ya te dejé escapar una vez y no quiero que vuelva pasar. Ahora siento que tú eres esa persona que llevo toda la vida esperando.

Aquel beso, aquellos aplausos, aquellas miradas... lo fueron todo para mí, fue como en una película.

Me di cuenta de que te quiero demasiado, más de lo que pensaba.

Necesito decirselo a alguien y tú eres la persona indicada.

Dicen que nunca es demasiado tarde para volver a empezar, siempre que haya amor, dicen que si hay segundas oportunidades no las debes dejar escapar y yo quiero hacer caso a lo que dicen.

Te necesito a mi lado, necesito esta segunda oportunidad, necesito que me la des, que vuelvas a confiar en mí, que nos lo volvamos a pasar tan bien como antes, que nos podamos mirar a la cara y los ojos, estos ojos tan bonitos que tienes y que me gustan tanto. Te quiero y te necesito a mi lado toda la vida, nunca había sentido esto que siento por ti, por nadie.

2 comentarios:

  1. Todos nos merecemos una segunda oportunidad. Cualquiera puede cometer un error, pero siempre se está a tiempo de arreglarlo :)
    Besos.

    ResponderEliminar